cómo-hacer-el-beso-negro

El beso negro o anilingus, es una práctica sexual está alcanzando mayor naturalidad en la actualidad. Pero ha llegado a estar considerar como una práctica bizarra, relegada para amantes o compañeros sexuales especialmente morbosos o lascivos.
Nada más lejos de la realidad.

El beso negro es una manera sencilla y muy, muy placentera de disfrutar de las sensaciones y los placeres que nos ofrece en el sexo el ano y que, como todo lo relacionado con lo anal, está aún denostado e infravalorado por nosotras y por la gran mayoría de los hombres heterosexuales.

¿Qué es el beso negro?

El beso negro o también llamado anailingus consiste en proporcionar estímulos al ano y la zona perianal con caricias y juegos producidos con la lengua, estimulando las terminaciones nerviosas de la zona que intervienen el placer sexual.

Es el equivalente a un cunilingus pero sobre el ano. Resulta sumamente excitante e incrementa la excitación en mujeres y hombres. El ano acumula una multitud de terminaciones nerviosas que estimulan, contraen y relajan los músculos pélvicos. Proporciona un gran placer y estimula el ano y ayuda para la práctica de sexo anal.

¿Cómo se hace el beso negro?

Como todas las prácticas y técnicas sexuales que experimentamos en pareja, ambos debemos aceptar la práctica, pues se trata que compartamos el placer y no que experimentemos sensaciones desagradables o que nos causen repulsa. No todas i todos están dispuestos a realizar un beso negro a su pareja, sin que eso signifique que no la ama o desea. También en el caso contrario, no a todas o todos les complace que les realicen un beso negro porque les puede resultar extraño o desconcertante.
La mejor solución, como en el 99% de los casos es la naturalidad, no forzar las situaciones y la comunicación. Expresar nuestros deseo de forma natural y sin provocar imposiciones es el mejor mecanismo de comunicación en la pareja.
Sorprender a nuestra pareja con esta práctica puede que no le guste al inicio, pero hablar sobre ello y plantearlo como lo que es, algo normal, un factor más de excitación y juego sexual.

Cómo se hace el Beso Negro

Imagen vía Ass Rimming

Higiene

Es obvio pero el primer paso para realizar sexo relacionado con el ano es la higiene. Para realizar un beso negro, debemos tener la misma consideración.
Las toallitas húmedas pueden resultar útiles, aunque siempre es mejor tener la rutina del agua y jabón antes de practicar sexo, hagamos lo que hagamos.

Aproximación, caricias

Puede que estimular el ano de tu pareja de entrada, especialmente si no es algo que practiques de modo habitual, resulte un poco molesto. Por eso es bueno elegir una postura en la que los dos estéis cómodos e iniciar con caricias en las nalgas, suaves besos, aproximaciones al ano con caricias y besos para terminar acariciando el ano con la lengua, humedeciendo bien la zona.

Intensidad, pasión

Si la pasión te lleva a comerte a tu amante con toda tu pasión, adelante. Observarás cómo se contrae y se dilata posteriormente el ano cuando pasas la lengua. La sensación de gozo es muy excitante y se intensifica.
Personalmente no he vivido ninguna experiencia de orgasmo, ni de mis parejas, sólo con esta estimulación, al contrario que con el cunnilingus, pero las sensaciones son muy placenteras e intensifica mucho el deseo y las ganas de llegar al orgasmo.

¿Qué placer proporciona el beso negro?

Como ya te he dicho, la sensación que provoca es muy agradable. Cuando estás muy excitada toda la zona del perineo es un cúmulo de sensaciones. Si tu amante te entiende y estimula clítoris, labios, el ano, mezcla caricias con los dedos, lengua… el resultado es que no hay suficientes sábanas donde agarrarte y apretar y te inunda esa sensación te recorre desde los pies hasta nuca.

En el caso de los hombres, aumenta enormemente la excitación. Si se combina con una felación o masturbación, con caricias en el escroto resulta increíblemente placentero. Relaja el ano, provoca la estimulación extra de la próstata ayuda a alcanzar orgasmos increíbles.

Beso negro pareja homosexual

Imagen vía Fuck Yeah Rimming!

Una variante: el colibrí

Una variante del beso negro es el llamado colibrí o beso del colibrí puede realizarse después del beso negro, una vez el ano está lubricado y más dilatado. Se trata de introducir la lengua en el interior del ano jugando con movimientos rápidos de la punta de la lengua y estimulando la zona. Funciona muy bien si queremos practicar sexo anal, como modo de estimulación y nos ayudará a tener el ano más receptivo si queremos utilizar dilatadores o jugar con los dedos.

Recomendaciones para practicar el beso negro

Aunque ya lo he comentado, higiene, principal consejo. Si a quien lo realiza o quien lo recibe, no le resulta placentero, sin imposiones por favor. Y finalmente, el mejor modo de conocerse es mantener una mente abierta a experiencias, explorar e introducir pequeños cambios que aporten frescura a la relación.

¿Te ha parecido interesante?¿Conoces o practicas esta técnica? Comparte tus comentarios o experiencias con todos. Besos.

Votos de los lectores
[Total: 3 Promedio: 4]

One comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>